Translate

lunes, 5 de mayo de 2008

El honor menguante de la SGAE

Me entero con mucho retraso y gracias a Javier Candeira que la sentencia de la demanda de la SGAE contra Vicente Herrera (editor de Frikipedia) es firme, y que éste último deberá pagar 600 € más las costas judiciales y los honorarios de su abogado (1.700 €). La historia, comentada en detalle por la prensa tradicional en noviembre de 2007, comenzó cuando un individuo anónimo, de las decenas de miles que diariamente hacen su contribución en forma de comentario (en el caso de Frikipedia en formato paródico-enciclopédico) en la web, puso por escrito que Pedro Farré es un mafioso, a lo que otro usuario/consumidor igualmente anónimo reaccionó colgando una foto retocada en la que aparecía disfrazado de pirata.

Candeira (en un texto que al parecer ya no está enlazable) se va un poco por los cerros de Úbeda cuando en plena y justificada indignación denuncia la conculcación del derecho al anonimato (al que denomina un "derecho moderno") y cita nada menos que al Tribunal Supremo de los EE UU. La Audiencia Provincial de Madrid, en cambio, ha estimado que Herrera, como editor de Frikipedia, es el responsable de todo lo que se publica en ella; y dado que los colaboradores (concretamente los injuriantes) no se identifican ni hay manera de rastrear la autoría de las aportaciones, otrosí concluyen que como es el único que pone la cara (y el nombre), pues a él le toca pagar. Queda claro que el concepto Web 2.0 no existe para los jueces españoles, que es exactamente lo mismo un editor que un webmaster, que la blogosfera es una simple traslación digital de los medios escritos tradicionales, carece de entidad propia, y por tanto sus contenidos son simples chiquilladas sin efectos ni consecuencias reales, tonterías de gente que pierde el tiempo y aprovecha la tecnología para publicar lo primero que se le pasa por la cabeza...

Estoy convencido de que la sentencia se ajusta a derecho y está perfectamente argumentada, pero desde el punto de vista del usuario/consumidor --y aquí Candeira sí que da en el clavo-- no se entiende por qué valen las parodias y las burlas de publicaciones como El Jueves (aunque algunas veces se atrevan a traspasar la sagrada línea monárquica y deban pasar por caja también), Las Noticias del Guiñol o Muchachada Nui y no las de Frikipedia. En todos estos programas se satiriza (de forma grotesca y exagerada a veces) a personajes públicos mucho más conocidos e importantes que el señor Farré, y sin embargo nadie les interpone demandas contra el honor. En cambio, Frikipedia, una web amateur sin prestigio y sin influencia mediática alguna, es un blanco fácil para una institución a la baja como la SGAE. Es la clásica estrategia que se ceba en los débiles como exhibición de un poder del que se carece o --como es el caso-- está en franco declive.

Únicamente por el hecho de obligarnos a escoger bando en este debate, la SGAE se ha colocado en la mejor posición para perder la partida.

3 comentarios:

henry dijo...

Y para más inri el artículo sigue colgado, y expandido:
http://inciclopedia.wikia.com/wiki/La_innombrable
Qué pérdida de tiempo, señor...

El tecnócrata de letras dijo...

henry: pues sí, es una pérdida de tiempo; aunque para el denunciado es como si le hubiera tocado la lotería de Babel....


Nos leemos!!!!!

mery dijo...

Hola! qué tal? Te quería recomendar una página que encontré y que la verdad me pareció muy buena. Es una página que la configurás tu mismo, podés cambiarle el fondo de pantalla, agregarle contenido y pestañas. Te registrás gratis y personalizás la página a tu gusto, dejándola como más te guste.

Espero que te sirva como me sirvió a mi.

Saludos!

Te dejo el link: http://www.sitioinicial.com/

Quizás también te interese:

Plugin para WordPress, Blogger...

PrintPDF