Translate

domingo, 22 de mayo de 2011

Protestar protestando

El sábado por la noche estuve en la plaza de Catalunya de Barcelona. Llegué justo cuando comenzaba la cacerolada (que se prolongó casi 80 minutos). Profesionales de la protesta desestructurada, advenedizos, despistados, buena gente, ignorantes, utópicos realistas, lateros, ingenuos, jóvenes estudiantes socialmente integrados que sabrán desmarcarse cuando la cosa pierda fuerza, curiosos, ancianos (pocos). Cámaras digitales. Conciencia extrema de testimoniaje. Móviles táctiles a pleno rendimiento. Colchones, recogidas de firmas, huertos improvisados, comisiones de debate. Besos de tornillo. Gente que se pasea entre la multitud para poder decir que estuvo.

Barcelona tiene una larga tradición de movimientos radicales, especialmente el anarquismo de principios del siglo XX, pero desde 1939 (salvo manifestaciones con incidentes y desalojos puntuales) la ciudad no era testigo de un movimiento espontáneo cuyo volumen amenazara con extenderse y prolongarse más de lo conveniente.



Salgo de la plaza: algunos grupos también la abandonan para pasar el sábado noche como cualquier otro (el ocio no tiene por qué verse alterado), otros regresan a la comodidad de sus casas. Sólo se quedan los que se consideran resistentes en un asedio, quizá unos pocos más que en días anteriores. En uno de los lados de la plaza el autobús del aeropuerto funciona con normalidad. Turistas que no ven afectados sus planes; otros observan la plaza, recién duchados tras un duro día de visitas y compras, desde las habitaciones de sus hoteles. Lo comentarán de pasada durante la cena. Una anécdota más para explicar a la vuelta. En las calles adyacentes apenas se observan rastros de modificación de las costumbres: los restaurantes funcionan con normalidad, la gente sale de sus trabajos. Ellos serán probablemente quienes rentabilicen los moderados logros de la protesta.

Cafres, generosos de espíritu, antisistema que han conseguido saltar a las portadas de los medios que desprecian por despreciarles. Revolucionarios que no entrarán en la tierra prometida ni herederán la Tierra. El sueño eterno como viene se irá.


http://bajarsealbit.blogspot.com/2011/05/protestar-protestando.html

No hay comentarios:

Quizás también te interese:

Plugin para WordPress, Blogger...

PrintPDF